Logran engañar al escáner de iris del Galaxy S8

Ya hemos visto en noticias anteriores que los sistemas de autenticación biométrica no ofrecen una fiabilidad absoluta y esta noticia es otro claro ejemplo de ello, ya que un grupo de hackers ha conseguido engañar al escáner de iris del Galaxy S8.

A diferencia de lo que ocurrió con el sistema de reconocimiento facialen esta ocasión el proceso ha requerido un “esfuerzo extra” ya que no basta con una simple fotografía, pero lo cierto es que tampoco ha sido especialmente complicado como veremos a continuación.

Para superar el escáner de iris del Galaxy S8 se ha tomado una foto del dueño del terminal a una distancia considerable utilizando el modo noche. Posteriormente se imprime la imagen infrarroja y se coloca sobre ella una lentilla para generar un efecto de profundidad que la haga más real.

El resultado lo tenemos en el vídeo, todo funciona a la perfección y confirma que la mejor manera de proteger nuestros dispositivos es combinar dos sistemas de autenticación. En este caso concreto el uso del escáner de iris junto al clásico PIN de cuatro dígitos bastaría.

Samsung no ha querido hacer ningún comentario al respecto, al menos de momento, pero quizá deberían ir pensando en cambiar el mensaje que dedican en su web oficial al escáner de iris y que versa tal que así:

“Los patrones de su iris son únicos y virtualmente imposibles de replicar, lo que significa que la autenticación a través del iris es una de las medidas de seguridad más eficaces para mantener la seguridad y la privacidad de su terminal”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *